Tras tres años escribiendo en el blog Visiones del Turismo, pongo en marcha un nuevo proyecto más personal, llamado Emoturismo. Espero que os guste.

consultoría turística

Hola a todos, no se si será porque les ha gustado mucho o demasiado poco, en la empresa en la que trabajo han tenido a bien proponerme gestionar el blog cororativo temático sobre turismo. A partir de ya podréis encontrar nuevas refelexiones turísticas en www.visionesdelturismo.com

El enfoque de los posts será el mismo, mi visión del sector turístico, mis opiniones y algunas experiencias como consultor para empresas y destinos turísticos.

Os agradezco a los que me habéis seguido en ésta, mi primera etapa bloggera. Espero que la próxima también os resulte de interés.

¡Muchas gracias y saludos!

Durante 2010 venimos trabajando junto con los compañeros de Dinamiza en un interesante proyecto para ACEVIN. Como sabéis, esta asociación agrupa a los principales municipios vitivinícolas de España si bien es más conocida por coordinar y gestionar el club de producto Rutas del Vino de España.

En concreto el proyecto trata de desarrollar la sostenbilidad y la responsabilidad social de los territorios con Ruta del Vino. Gracias al apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y de las propias Rutas se están llevando a cabo varias acciones en esta línea. Entre otras podemos citar las siguientes:

  • Guías de sostenibilidad para empresas adheridas a las Rutas del Vino, en las que se recogen buenas prácticas vinculadas a la sostenibilidad en sus tres patas, así como a la responsabilidad social desde la perspectiva del enoturismo.
  • Pactos por los territorios enoturísticos socialmente responsables: Con este rimbonbante nombre, la actuación consiste en la celebración de talleres en los 21 territorios, en los que se trabaja en la selección y priorización de acciones que fomenten la responsabilidad social de la Ruta y sus empresas.
  • Seminarios de Responsabilidad Social de los territorios enoturísticos: En 2010 y 2011 organizaremos sendos seminarios en los que se tratará de aportar información y nuevos fórmulas para desarrollar la RS en los territorios. La edición de 2010 se celebró el pasado viernes 11 de junio en Jerez de la Frontera y contó con la participación de un representante de la Red RETOS: http://www.mtas.es/uafse/es/novedades/novedad_0011.html
  • Asistencia online para empresas, dando apoyo a las empresas adheridas a las Rutas en ámbitos de calidad y RS.

Por medio de esta interesante iniciativa, las Rutas del Vino de España acentúan su faceta de desarrollo territorial sostenible, en paralelo a su ya conocida actividad promocional. Podéis ver más información al respecto en la web www.enoturismoresponsable.es

Los consultores tenemos la, probamente, merecida fama de vender humo. Proponer brillantes ideas presentadas de forma espectacular pero de dudosa aplicabilidad. Yo siempre me he tratado de alejar de ese estereotipo pero creo que me estoy equivocando.

En estos tiempos de crisis veo como muchas Administraciones Públicas, personas con formación y criterio, están “comprando” mucho humo. Se reproducen como el agente Smith consultores que no han trabajado en la vida en un hotel, un restaurante o en una agencia. Gente que no sabe lo que es el rack, lo que es un escandallo, lo que es un release. Consultores que se arrogan grandes conocimientos en enoturismo, cuando aun no distinguen un txakoli de un albariño. Expertos en turismo náutico, que a duras penas lograr distinguir el surf del kitesurf. “Gurus” de la promoción que en su vida han organizado el stand de una feria…

Me maravilla ver cómo son capaces de convencer con su grandilocuencia a los clientes, venderles auténticas “motos” que luego no sirven para nada y, además, nos cuestan mucho dinero a todos. Ya sé que suena a pataleta y, en cierto modo, lo es. Pero por favor, hagan el esfuerzo de separar el grano de la paja.

Últimamente veo muchos imagotipos que se asemejan de manera sorprendente. Se supone que para diseñar un nuevo logotipo hay que realizar un trabajo previo para conocer los valores de la marca (en este caso el destino), qué se pretende transmitir, etc. No es simplemente hacer un logo bonito y atractivo, sino que además sepa hacer llegar al potencial visitante lo que hace a nuestro destino diferente.

Os dejo tres ejemplos que en mi opinión se asemejan bastante, ahora habrá qué ver cuál se lanzó antes…

Hace dos semanas tuve que viajar a Mallorca para participar en uno de los proyectos que tenemos allí, concretamente el de creación de un ente mixto de gestión turística de un municipio. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que ya hacía buen tiempo decidí quedarme el fin de semana y practicar un poco de senderismo.

Recordaba de un viaje con amigos realizado hacía varios años, que la zona de Sóller y Deià era muy bonita, diferente a otras zonas de la isla. Buscando en Internet encontré un hotel a buen precio e ideal para parejas (lástima que yo fuera solo): www.citrichotels.com. Desde ahí pude hacer una excursión por el llamado Camino de Rost, el cual encontré gracias a la información de la web de IBATUR. Se puede descargar un guía en PDF que es realmente espectacular, con información sobre los senderos y otras actividades. La más conocida quizás sea el famoso tren de Sóller. 

Creo recordar que en Sóller se ejecutó hace años un Plan de Excelencia Turística y aunque hayan podido pasar años se nota que los espacios públicos se encuentran en buen estado. Destacar también el Museo de la Mar, localizado en el puerto; a mí me encanta la recuperación de lo que se viene a llamar “cultura marinera o marítima” de nuestros destinos turísticos, y aquí se ha logrado recuperar parte de ese legado.

Definitivamente recomiendo Sóller como un lugar ideal para una escapada en pareja o para realizar excursiones de senderismo o culturales.

Para acabar esta serie de posts sobre algunos de mis viajes recientes, querría hablar sobre el destino de mis vacaciones de Semana Santa. Nos desplazamos unos días en coche hasta la urbanización de Costa Ballena en la localidad gaditana de Rota. Probablemente este municipio es más conocido por la base militar, pero tiene en Costa Ballena un lugar ideal para disfrutar de unos días de descanso, enmarcado en una zona muy atractiva desde una perspectiva turística.

La provincia de Cádiz reúne, en mi opinión, una serie de atractivos turísticos que hace de ella un destino sumamente completo para visitantes de cualquier procedencia y casi en cualquier época del año. Quizás por haber llegado un poco más tarde al boom turístico en España y no haber sufrido de lleno el desarrollismo de las décadas de los 70 y 80, ha logrado mantener en un estado envidiable su litoral, con playas vírgenes, pueblos con sabor y establecimientos de alojamiento bien dimensionados y adaptados a la demanda actual.

Las buenas comunicaciones viarias acercan sus costas e interior al resto de la península; Jerez dispone de un aeropuerto internacional y también se puede llegar por ferrocarril.su cercanía a Sevilla nos enlaza con el AVE y resto de España. Su gastronomía, siendo un tanto limitada, es atractiva y los establecimientos de restauración tienen mucho sabor. El vino es otro gran recurso, del cual se beneficia principalmente las bodegas de Jerez y del Puerto, todo ello estructurado en torno a la Ruta del Vino y del Brandy del Marco de Jerez.

Cuenta también con buenas urbanizaciones turísticas, como las mencionadas de Costa Ballena o Sancti Petri. Todo tiene su contrapunto en el fallido proyecto de Puerto Sherry donde lucen al sol decenas de estructuras de edificios a medio contruir (o a medio derruir, según se mire)…

No podemos olvidar su notable patrimonio histórico-artístico con su capital al frente, las localidades Tarifa, Sanlúcar de Barrameda, o Vejer de la Frontera, así como los pueblos del interior. Y por supuesto recursos naturales como el Parque Natural de los Alcornocales, el cabo Trafalgar, o las ya citadas largas playas vírgenes.

Los puertos deportivos y las actividades náuticas ocupan su lugar, con una amplia oferta de windsurf, kitesurf, surf, buceo, vela ligera o charter náutico. Cuenta además con numerosos campos de golf, como por ejemplo el de la citada urbanización de Costa Ballena, rodeados de hoteles con una relación calidad-precio muy competitiva.

Y por último no podemos dejar de mencionar uno de los principales valores, si no el principal, como son sus gentes. Los gaditanos tienen la capacidad para hacer que cualquier se sienta en su casa, con su cercanía, amabilidad y simpatía. Si todo lo demás falla, esto último puede arreglar un mal viaje.

Siguiendo el periplo, os comentaré ahora mi experiencia en Nicaragua. TEA-CEGOS está elaborando el Plan Nacional de Turismo en colaboración con Epypsa y AFI. Como parte de la primera etapa de diagnóstico se hacía necesario que nos desplazáramos dos consultores para conocer in situ el destino y mantener entrevistas y talleres con representantes del sector turístico local. Como bien sabéis, es habitual que consultoras españolas realicen estos proyectos en Latinoamérica, por la facilidad del idioma y la gran experiencia que atesoran las consultoras nacionales. Otro día tocará hablar de la internacionalización de la empresa turística española…

 Por desgracia me tocó viajar a Managua vía Miami. Realmente lo menos apetecible de viajar a Estados Unidos es el proceso de acceso al país. Malos modos, colas, controles excesivos…y se supone que habían mejorado la atención! Penoso.

 Al llegar a Managua me encontré con un clima muy húmedo y caluroso. Tras el terremoto que asoló la ciudad en 1972, Managua ha adoptado el urbanismo americano, con estructura de damero, sin aceras ni un centro definido. 

En relación al trabajo, a mí me tocó visitar los destinos de la costa Caribe, con gran potencial pero limitado desarrollo turístico. A diferencia de otros destinos caribeños como Cuba, República Dominicana o México, en Nicaragua aun no ha habido expansión de grandes grupos turísticos, por causas de diversa índole.

 Los destinos visitados fueron Laguna de Perla, Bluefields, Corn Island y San Carlos en el río San Juan. Nombres que evocan destinos paradisíacos pero que todavía deben recorrer los primeros estadios del desarrollo turístico: accesos, asfaltado, limpieza, seguridad, sistema de agua potable, alcantarillado o recogida de residuos, etc. Las empresas turísticas sufren graves problemas para prestar un servicio acorde con las necesidades de norteamericanos y europeos. Por el contrario, la demanda nacional no es suficiente para mantener ocupaciones elevadas e ingresos constantes.

Tampoco debemos olvidar la existencia de comunidades indígenas con costumbres y lenguas propias, un valor a priori diferenciador pero que todavía no está puesto en valor para el turismo. En este caso la palabra con mayúsculas debe ser SOSTENIBILIDAD. Preservar sus entornos, sus lenguas, sus costumbres y gastronomía. Puede ser uno de los grandes valores de este país.

 Yo no tuve la oportunidad de visitar la costa del Pacífico, si bien cierto que tiene un nivel de desarrollo superior y sí que se nutre de la demanda nacional así como de turistas de países limítrofes como Costa Rica y Honduras.

 Sin duda alguna Nicaragua tiene por delante grandes y difíciles retos para poder recibir con garantías flujos constantes de turistas internacionales. Sin embargo, con el apoyo de organismos internacionales y fondos de cooperación multilateral puede ir, poco a poco, construyendo una industria turística que pueda competir con Costa Rica como destino ecoturístico.

Durante mis viajes de las últimas semanas, tres por razones profesionales y el último de vacaciones, he podido reforzar aun más si cabe, mi opinión de que somos una de las más grandes potencias turísticas del mundo. Podréis pensar que eso es evidente, a tenor de las cifras que año tras año confirman esa prevalencia. Sin embargo, esta opinión proviene en este caso de la observación directa y la comparación con otros destinos, ya sean consolidados o emergentes.

Tengo la suerte, o la desgracia para mi mujer, de que viajo muy a menudo por mi trabajo como consultor de destinos. Pero en el mes de marzo esta actividad se ha intensificado, empalmando cuatro semanas de viaje. Así, en los próximos cuatro posts querría comentar mi visión de cuatro destinos, dos nacionales y dos internacionales, tratando de extraer buenas prácticas desde la perspectiva del turismo nacional, y en la medida de lo posible, lecciones a aplicar aquí.

En primer lugar hablaré de un destino nacional, en concreto de la Comarca del Somontano. Se trata de una de las 10 comarcas de la provincia de Huesca y un buen ejemplo del aprovechamiento de los recursos y el trabajo bien hecho. El motivo de mi visita a esa bella comarca oscense era la realización de la auditoría de la Ruta del Vino del Somontano, si bien no era la primera vez que estaba por la zona.

Esta comarca tiene dos grandes recursos turísticos: la Sierra de Guara con epicentro en la localidad de Alquézar y el vino, centrado principalmente en Barbastro. Han cimentado sobre esas dos piedras una interesante oferta, muy diversa y adecuada para parejas, familias, jóvenes, mayores, etc. Por un lado, la cooperación entre el Ayuntamiento de Barbastro, la Comarca y el Consejo Regulador de la D.O. Somontano han logrado sacar adelante el proyecto de la Ruta del Vino, certificada por Turespaña. Cuentan con bodegas que son conocidas por su buen vino, pero también por su adaptación al ecoturismo, con propuestas atractivas y originales. Además la oferta de restauración es de calidad, con una oferta de alojamiento que no le va a la zaga. Las últimas iniciativas de promoción de la Ruta también merecen atención.

Por otro lado, la dinámica y el flujo tradicional de turistas franceses deseosos de disfrutar del turismo activo en la Sierra de Guara ha generado en Alquézar un polo de desarrollo turístico muy interesante. Mucho ha ayudado sin duda la visión del anterior Alcalde, que fomento la reconstrucción de las casas y de las fachadas para convertir este pueblo en uno de los más bonitos de España. Surgen cada año nuevos negocios e iniciativas turísticas que demuestran el interés de la zona.

El Somontano es, pues, un buen ejemplo de cómo una comarca tradicionalmente poco turística, ha logrado en un década situarse en el mapa turístico nacional. Esto ha sido posible gracias al trabajo en común, el apoyo de las Administraciones y la visión de gestores públicos e inversionistas privados.

Os recomiendo visitar esta zona con ojos de planificador turístico, sin duda extraeréis buenas ideas para vuestros destinos.

En esta última década, dos palabras han marcado nuestro querido sector turístico: calidad e innovación. Indudablemente España había perdido competitividad frente a los destinos competidores y se realizó una decidida apuesta por impulsar la implantación de sistemas de gestión de la calidad. Q, MACT, SICTED, EMas, Banderas Azules, EFQM…diferentes sistemas y metodologías, de mayor o menor credibilidad y beneficio.

Esa ola sigue llegando a la orilla, pero ya se contempla prácticamente como una “commodity”, como en muchos otros sectores productivos. El primer gran impulso se realizó por parte de Turespaña y posteriormente las CC.AA. y los municipios tomaron el testigo.

La innovación es el nuevo tsunami que ha llegado al sector, y tiene todavía mucho recorrido y ha de generar grandes beneficios para todos. Vender nuestros destinos de otra manera, comercializar nuestros hoteles por nuevas vías, poner en el mercado nuevas experiencias, etc. redundará positivamente en nuestro posicionamiento como macrodestino líder.

Las administraciones están tratando de transmitir a las empresas la necesidad de “pensar fuera de la caja” y volver a tomar distancia a nuestros competidores sobre esta base. Si bien esta dinámica no ha calada por igual en todo el país, se perciben interesantes iniciativas en territorios como Canarias, Baleares o Asturias.

Sin embargo hay una tercera palabra que para mí también tiene gran importancia: gestión. Gestión de destinos. Buena parte de nuestros destinos turísticos se han querido mirar históricamente en el espejo de Turisme de Barcelona. Muchos técnicos y concejales han viajado a Barcelona a hablar con ellos y conocer su modelo de gestión, organigrama, forma jurídica, presupuesto, etc.

Hace tres años se puso en marcha en programa “Soportes de Promoción de Destinos” fruto de un convenio de colaboración entre la Secretaría de Estado de Turismo y la FEMP, con el fin de impulsar la creación y potenciación de entidades de gestión de destinos de carácter mixto. No vamos a entrar ahora en la necesidad de fomentar la co-financiación y la responsabilidad del sector privado en los presupuestos y la toma de decisiones, ese tema da juego para otro post.

Lo que me parece más relevante, no es que los destinos aprendan del ejemplo de Barcelona por su forma jurídica, organigrama, etc. sino sobre el punto fuerte de esa organización que es la generación de recursos propios. Si nos fijamos en el modelo anglosajón, las entidades “públicas” de gestión turística ven como la aportación pública merma cada año, pero asumen como normal tener que buscar fondos por otras vías. La necesidad les hace más creativos y les obliga a buscar financiación por todas las vías posibles.

Nuestros destinos deben tomar también ese camino. No sólo en la generación de recursos, sino también en el análisis del impacto de sus acciones, ejecutadas en buena medida con fondos públicos.

Archivo

Categorías

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.