You are currently browsing the category archive for the ‘Calidad’ category.

Como todos sabéis, gracias al impulso de la Secretaría de Estado de Turismo y la colaboración de las Administraciones Públicas y las asociaciones y federaciones empresariales, España se ha dotado de un sistema de calidad para el sector turístico único en el mundo. A través del ICTE y con el apoyo de AENOR se está tratando de que nuestras normas marquen la pauta a seguir ante otros países, posicionándonos así como punta de lanza en la normalización y la gestión de sistemas de calidad en empresas y destinos turísticos.

Tampoco quiero entrar en detalle en las diferentes áreas y actividades del Sistema de Calidad Turístico Español, pero sí desearía incidir en un aspecto que, en mi opinión, no está todavía bien resuelto. Y me refiero específicamente a la continuidad de los proyectos de implantación del Modelo de Aproximación de Calidad Turística. Estos proyectos han ayudado a que cientos de empresas turísticas y otros agentes sociales y económicos de los micro y macrodestinos hayan comenzado a introducir algunas pautas de gestión de sus negocios basadas en un sistema de calidad estandarizado. Estos proyectos quedaban enmarcados y restringidos a los destinos municipales y supramunicipales que disfrutaban de un Plan de Excelencia/Dinamización/Dinamización de Producto Turístico / Competitividad. Sin embargo, las principales preguntas son:

1. ¿Por qué no se implanta o se obliga a implantar el MACT a todos los destinos que disfrutan de un plan de estas características? Entiendo que debería ser un requisito obligatorio para todos los destinos al formar parte de la estrategia turística nacional y a que, además, los planes se financian en una tercera parte con presupuesto estatal.

2. Y aun más grave o relevante; ¿por qué una vez finalizado el plan y con él el presupuesto no se obliga a los destinos a dar el salto al Sistema Integral de Calidad Turística en Destinos?

El esfuerzo que se realiza con los proyectos MACT es muy importante y, normalmente, los resultados son muy beneficiosos. Los empresarios se acostumbran a trabajar en base a unas medidas sencillas pero útiles, siempre con el seguimiento del equipo de gerencia del plan de dinamización correspondiente. Sin embargo, cuando finaliza el plan y se descompone este equipo de trabajo, el trabajo realizado se diluye si no hay algún organismo que asume su continuidad y evolución hacia SICTED. Pensemos además que estos proyectos son el auténtico caldo de cultivo de futuras empresas a certificar contra la norma Q, con lo que esto implica de elevación del nivel de calidad y competitividad de nuestra oferta turística. Ahora que se está modificando la metodología SICTED creo que sería un buen momento para darle una vuelta de tuerca al MACT y aprovechar más estos esfuerzos desarrollados en tantos territorios nacionales, evitando además la decepción generada por la falta de continuidad.

Anuncios

Archivo

Categorías

Twitter

Anuncios