You are currently browsing the category archive for the ‘enoturismo’ category.

Durante 2010 venimos trabajando junto con los compañeros de Dinamiza en un interesante proyecto para ACEVIN. Como sabéis, esta asociación agrupa a los principales municipios vitivinícolas de España si bien es más conocida por coordinar y gestionar el club de producto Rutas del Vino de España.

En concreto el proyecto trata de desarrollar la sostenbilidad y la responsabilidad social de los territorios con Ruta del Vino. Gracias al apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y de las propias Rutas se están llevando a cabo varias acciones en esta línea. Entre otras podemos citar las siguientes:

  • Guías de sostenibilidad para empresas adheridas a las Rutas del Vino, en las que se recogen buenas prácticas vinculadas a la sostenibilidad en sus tres patas, así como a la responsabilidad social desde la perspectiva del enoturismo.
  • Pactos por los territorios enoturísticos socialmente responsables: Con este rimbonbante nombre, la actuación consiste en la celebración de talleres en los 21 territorios, en los que se trabaja en la selección y priorización de acciones que fomenten la responsabilidad social de la Ruta y sus empresas.
  • Seminarios de Responsabilidad Social de los territorios enoturísticos: En 2010 y 2011 organizaremos sendos seminarios en los que se tratará de aportar información y nuevos fórmulas para desarrollar la RS en los territorios. La edición de 2010 se celebró el pasado viernes 11 de junio en Jerez de la Frontera y contó con la participación de un representante de la Red RETOS: http://www.mtas.es/uafse/es/novedades/novedad_0011.html
  • Asistencia online para empresas, dando apoyo a las empresas adheridas a las Rutas en ámbitos de calidad y RS.

Por medio de esta interesante iniciativa, las Rutas del Vino de España acentúan su faceta de desarrollo territorial sostenible, en paralelo a su ya conocida actividad promocional. Podéis ver más información al respecto en la web www.enoturismoresponsable.es

Anuncios

Durante mis viajes de las últimas semanas, tres por razones profesionales y el último de vacaciones, he podido reforzar aun más si cabe, mi opinión de que somos una de las más grandes potencias turísticas del mundo. Podréis pensar que eso es evidente, a tenor de las cifras que año tras año confirman esa prevalencia. Sin embargo, esta opinión proviene en este caso de la observación directa y la comparación con otros destinos, ya sean consolidados o emergentes.

Tengo la suerte, o la desgracia para mi mujer, de que viajo muy a menudo por mi trabajo como consultor de destinos. Pero en el mes de marzo esta actividad se ha intensificado, empalmando cuatro semanas de viaje. Así, en los próximos cuatro posts querría comentar mi visión de cuatro destinos, dos nacionales y dos internacionales, tratando de extraer buenas prácticas desde la perspectiva del turismo nacional, y en la medida de lo posible, lecciones a aplicar aquí.

En primer lugar hablaré de un destino nacional, en concreto de la Comarca del Somontano. Se trata de una de las 10 comarcas de la provincia de Huesca y un buen ejemplo del aprovechamiento de los recursos y el trabajo bien hecho. El motivo de mi visita a esa bella comarca oscense era la realización de la auditoría de la Ruta del Vino del Somontano, si bien no era la primera vez que estaba por la zona.

Esta comarca tiene dos grandes recursos turísticos: la Sierra de Guara con epicentro en la localidad de Alquézar y el vino, centrado principalmente en Barbastro. Han cimentado sobre esas dos piedras una interesante oferta, muy diversa y adecuada para parejas, familias, jóvenes, mayores, etc. Por un lado, la cooperación entre el Ayuntamiento de Barbastro, la Comarca y el Consejo Regulador de la D.O. Somontano han logrado sacar adelante el proyecto de la Ruta del Vino, certificada por Turespaña. Cuentan con bodegas que son conocidas por su buen vino, pero también por su adaptación al ecoturismo, con propuestas atractivas y originales. Además la oferta de restauración es de calidad, con una oferta de alojamiento que no le va a la zaga. Las últimas iniciativas de promoción de la Ruta también merecen atención.

Por otro lado, la dinámica y el flujo tradicional de turistas franceses deseosos de disfrutar del turismo activo en la Sierra de Guara ha generado en Alquézar un polo de desarrollo turístico muy interesante. Mucho ha ayudado sin duda la visión del anterior Alcalde, que fomento la reconstrucción de las casas y de las fachadas para convertir este pueblo en uno de los más bonitos de España. Surgen cada año nuevos negocios e iniciativas turísticas que demuestran el interés de la zona.

El Somontano es, pues, un buen ejemplo de cómo una comarca tradicionalmente poco turística, ha logrado en un década situarse en el mapa turístico nacional. Esto ha sido posible gracias al trabajo en común, el apoyo de las Administraciones y la visión de gestores públicos e inversionistas privados.

Os recomiendo visitar esta zona con ojos de planificador turístico, sin duda extraeréis buenas ideas para vuestros destinos.

En el marco de los diferentes proyectos de turismo del vino que hemos desarrollado en los últimos años en Tea-Cegos, uno de los temas más recurrentes y que todavía más me preocupa es el de la comercialización.


Gracias a los datos generados por el Observatorio del Vino de Rutas del Vino de España (www.wineroutesofspain.com) sabemos un poco más sobre el perfil de este viajero. Sin embargo todavía queda por definir el auténtico modelo de comercialización del turismo del vino o, mejor dicho, de los turismos del vino. Por un lado, está la gran masa que prefiere organizarse de manera autónoma el viaje. Por el otro, clientes de alto poder adquisitivo que aspiran a disfrutar de experiencias únicas (con experiencias interesantes como Paseos del Vino, Hotel Spa Marqués de Riscal, Wine Hotel&Spa Can Bonastre, etc.). En diferentes puntos de España tenemos agencias de viajes especializadas en el receptivo (y algo emisor) en el turismo enológico y gastronómico. Sin haberlo hablado con ellos en profundidad, entiendo que su modelo de negocio se deberá basar en aportar mucho valor añadido y dirigirse a pequeños nichos dispuestos a pagar por ello.

Pero, ¿y qué papel juegan los destinos en este proceso? Diversos destinos enoturísticos se han estructurado en la forma de Rutas del Vino, nombre equívoco puesto que no pretenden ofrecer un itinerario de A hasta Z sino que se conforman más como entes de gestión de carácter mixto. Estas entidades todavía están buscando su lugar; algunos se circunscriben a la promoción tradicional; otros ejercen de dinamizadores del destino y de lo que podríamos llamar “Organizadores Profesionales de Enoturismo”. Algunos pocos han dado el paso de constituir una agencia, paquetizar y salir al mercado con ofertas. Dentro del proyecto de asistencia técnica a ACEVIN que ahora comenzamos con los amigos de DINAMIZA nos tocará entre todos dar con la tecla y facilitar un mejor aprovechamiento turístico de esta renovada pasión por el vino.

En definitiva será el mercado el que nos diga si el enoturismo llegó para quedarse y cómo lo habremos de comercializar y promocionar, al fin y al cabo el turismo enogastronómico en nuestro país ha de ser el que vaya mitigando las constantes pérdidas del sol y playa. O eso dicen….

Archivo

Categorías

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Anuncios